En el marco de la campaña para las próximas elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, Carla Lacorte (candidata a intendenta de Quilmes por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores Unidad) visitó el programa «Palabras Cruzadas». En diálogo con los periodistas Ivana Nitti y Julián Retamozo, la referencia dialogó sobre la coyuntura actual del distrito, el país y lo que se avecina en el contexto de la crisis económica reinante.

 

 

En el marco de la campaña para las próximas elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, Carla Lacorte (candidata a intendenta de Quilmes por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores Unidad) visitó el programa “Palabras Cruzadas”. En diálogo con los periodistas Ivana Nitti y Julián Retamozo, la referente dialogó sobre la coyuntura actual del distrito, el país y lo que se avecina en el contexto de crisis económica reinante.

¿Cómo trabajaron la conformación del Frente?

Estamos muy orgullosos de formar el Frente de Izquierda y de los Trabajadores Unidad. Nosotros venimos conformando desde hace unos años antes el Frente de Izquierda y de los Trabajadores con el Partido de los Trabajadores Socialistas (del que yo formo parte), el Partido Obrero e Izquierda Socialista. Hemos logrado sumar al MST (Movimiento Socialista de los Trabajadores) y a Poder Popular con María del Carmen Verdú (que es una de las figuras más importantes de esa organización). Estamos muy contentos de haber podido formar este Frente de Izquierda y de los Trabajadores Unidad, que reúne casi la totalidad de la izquierda anticapitalista.

Es la primera vez que se reúnen. Eso no es poca cosa…

Lo vemos como una necesidad urgente por la crisis que se avecina. Porque más allá de que gane quien gane, ya hemos visto que este ajuste y la represión que vienen manteniendo Macri y los gobernadores va a incrementarse hacia 2020. Porque tanto Macri si es que va a seguir con esto y lo va a hacer más rápido o la fórmula Fernández-Fernández con Alberto Fernández que es un operador de Clarín y del campo -como bien dijo Cristina Fernández de Kirchner- y con Massa que no le tembló la voz al decir que había que llevar al Ejército a los asentamientos y a las villas. Vemos que no son una alternativa, por eso nosotros vimos muy necesario el estar unidos no sólo para octubre, sino para lo que se viene después de que todos acuerden que hay que pagar una deuda ilegal, ilegítima y fraudulenta. Sabemos perfectamente cómo termina siempre eso: recae sobre las espaldas del pueblo trabajador.

Una deuda que va a costarle a generaciones y generaciones, porque no solamente es devolver el dinero, sino que además significa participar de un plan de ajuste que baja desde el FMI…

Son cifras siderales: 40.000 millones de dólares por año en estos próximos 4 años. Si vos aplicás el 100% de retenciones -lo primero que hizo el presidente actual fue quitarlas-, sólo podés llegar a 30.000 millones. No creo que nadie aplique y le retenga las ganancias a estas empresas. Además, de todo lo que se le paga al FMI, mucha plata (alrededor de un 60%) se va entre los fondos especuladores. O sea, es plata para especular y para pagar deuda. Nada queda acá. Dicen “La deuda que vos contrajiste la tenés que pagar”, bárbaro, pero yo no contraje nada. A las escuelas no les va nada. Por eso nosotros decimos que hay que invertir las prioridades. En el Frente de Izquierda y de los Trabajadores Unidad planteamos que hay que ser claros, hay que invertir las prioridades: nuestras prioridades son el trabajo, la educación y la salud. Tenemos compañeros en nuestra lista (yo tengo el orgullo de que mis compañeros me hayan elegido para encabezarla como candidata a intendenta) que son candidatos a concejales como Juan Carlos Moya…

Que son referentes en la educación pública…

Exactamente, son docentes que viven peleándola todos los días. Graciela Monje, Juan Carlos Moya…

Conocen de la temática, el territorio…

Están todos los días, son parte de la Comisión Directiva de SUTEBA, y estuvieron viendo toda esta semana no en un colegio perdido de las zonas más alejadas de Quilmes, sino acá mismo en el centro. En el Normal de Quilmes, el Nacional de Quilmes (colegio del que yo salí) lo pibes estaban con frazadas porque no podían calefaccionarse. Se morían de frío.

 

 

Es un reclamo histórico, no es solamente de ahora…

Todos los gobiernos anteriores no han puesto un peso en eso. No son sus prioridades. Ni la salud lo es. Tenemos compañeros como Sergio Scalea que es histórico delegado del Hospital Iriarte. Tenemos luchadores y jóvenes como Carla Villani y Rocío González que son estudiantes de la Universidad Nacional de Quilmes que también reflejan la realidad de las mujeres. Hay mujeres que mueren todos los días o son golpeadas y están en una situación crítica. Por eso planteamos invertir las prioridades. No queremos plata para los especuladores. Gente que se la lleva y la manda a los paraísos fiscales. O sea, que roban y roban abiertamente. Ayer a la noche, la tormenta que todos sufrimos duró media hora. En ese lapso de tiempo, todo Quilmes estaba inundado.

Sin ir más lejos, el Metrobús que se inauguró hace poquito…

Y que ahora está lleno de agua. Cuando pasaba por el Metrobús yo pensaba “todo muy lindo, pero si yo me corro de acá, ¿cómo hago para doblar?¿cómo están las calles de los costados?” Un cliente de la veterinaria donde trabajo me dice “Sí, es muy lindo, pero los que vivimos a los costados nos estamos ahogando”. La situación de las calles no es de ahora, viene de antes. Por eso nosotros planteamos que tiene que haber un plan de obras públicas discutido, controlado por los trabajadores y los vecinos. Porque sino terminan siendo un negocio donde después no sabés dónde fue el dinero porque son sumas siderales que no terminan solucionando el problema.

¿Qué inquietudes escuchas del electorado quilmeño?

Mucha gente está preocupada por cuestiones fundamentales como el trabajo. Hay mucha gente que ha perdido el trabajo, que ha quedado en la calle. Hay una fábrica donde la vienen peleando hace mucho y quedaron 240 familias en la calle. Es Eitar. A la par de Eitar, hay una fabriquitas más pequeñas que también cerraron. Y de esas 240 personas, 160 son mujeres sostén de hogar. Se quedaron 160 familias en la calle. Son pibes que no tienen ni para comer ni para su educación. Eso se replica en muchísimos lugares. Hace una semana, trabajadores del área de Niñez que habían sido despedidos la pelearon y los volvieron a reincorporar. El intendente cada 2 por 3 quiere reducir la planta del municipio alegando que son “ñoquis”. Echó gente con discapacidad, una vergüenza. Una de las cuestiones fundamentales que queremos poner en discusión es prohibir los despidos y las suspensiones. Pero además, toda fábrica que cierre o despida que sea puesta a funcionar, controlada y gestionada por los trabajadores. Los trabajadores de Zanon demostraron que la podían poner a funcionar, la siguen sosteniendo con las leyes terribles del mercado. Uno de los temas importantes para nosotros es el trabajo y el reparto de las horas de trabajo: no puede ser que haya gente que esté súper explotada y haya gente que no tenga trabajo. Eso es terrible.

Otra de las cuestiones fundamentales es el tema de los tarifazos. Vivo hacia la ribera y cada 10 días los transformadores explotan y tenés a la gente con un día y medio sin luz. Si pudiste comprar algo de comida en la heladera se te echa a perder. Lo más riesgoso es la gente electrodependiente. Durante el kirchnerismo no les modificaron y les mantuvieron las privatizaciones anteriores y encima ahora han puesto tarifazos terribles. El pasado 16 de junio yo escuché al secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, y daba vergüenza. Decí “tenemos superávit”. Que se lo vaya a decir a la cantidad de pibes electrodependientes que murieron por el incumplimiento de estas empresas. Es escalofriante. Y los subsidios que antes “nos pagaban” ahora se los pagamos nosotros. Cobran millones. Por eso, otra de las cuestiones que nosotros ponemos en discusión es que todo funcionario gane lo mismo que un docente. Nuestros compañeros Nicolás Del Caño, Myriam Bregman, que acceden a una banca en concejalías o en el Congreso, cobran lo mismo que un docente de doble jornada y el resto lo ponen para distintas luchas.

 

 

Uno de los postulados del FIT es “este modelo no cierra sin represión”. Recién nombrabas a las fábricas que están despidiendo gente y se me viene a la mente la ministra de seguridad Patricia Bullrich avalando estos accionares de gatillo fácil…

Todos los gobiernos, desde el ‘83, han tenido casos de gatillo fácil. Pero a raíz de los dichos de la ministra Patricia Bullrich han aumentado muchísimo más. Se calcula que sólo se denuncia 1 de cada 3 casos de gatillo fácil. ¿Por qué? Porque tenés todo un armado como lo pudimos ver en la masacre de San Miguel del Monte. Todo el mundo lo sabía. Hasta que el pueblo no se levantó y se movilizó, no salió a la luz lo que había pasado ahí. Los dichos de Patricia Bullrich lo que hacen es justamente avalar a esta institución asesina que mata un cada 21 horas mata un pibe de entre 15 y 25 años. El 60% de las víctimas de gatillo fácil son pibes de entre 15 y 25 años. Aparte, con la resolución 956 es intentar darle un marco legal a la pena de muerte de hecho.

Es lo que ya viene pasando en la práctica…

Estas fuerzas -la Federal, la Bonaerense, la Prefectura, etc- tiene en su haber casos de gatillo fácil. El tema es que cuando vos los avalás directamente, le decís a Chocobar que es un héroe (que remató a una persona en el piso), cuando están investigando el caso Maldonado decís que “no vas a tirar un gendarme por la ventana porque los vas a necesitar para lo que se viene”. Después vinieron las jornadas del 18 y 19 de diciembre que fue ese robo terrible a los jubilados. Para eso los necesitaba: para reprimir a los trabajadores que estaban en contra de ese robo a los jubilados. Desde ya, si accedemos a las concejalías, a la cámara de Diputados, a donde sea, vamos a seguir llevando esta pelea contra la represión, contra el gatillo fácil. Viene una deuda que la van a pagar (sea quien sea) y eso se cierra sólo con ajuste y represión. Por eso vamos a estar ahí peleando por todos y cada uno de nuestros derechos. Fundamentalmente por un derecho que se viene, que es una lucha que no van a poder acallar, que es el del movimiento de mujeres por el derecho tan elemental de una mujer de poder decidir qué quiere hacer con su propio cuerpo. No existen los “2 vidas”, son gente anti-derechos. No pueden decidir por mí.

El resto de los partidos trata de no meterse en ese terreno, ¿por qué creés esta esquiva? ¿por la relación con la Iglesia?

Justamente tienen relaciones con las iglesias. Aparte por sus propias convicciones: Cristina Fernández de Kirchner estuvo 12 años en el gobierno y ni siquiera llevó el tema a que se pudiera debatir. Macri hizo esto como una maniobra porque venía del 14 y 18 de diciembre del 2017. Entonces dijo “Bueno, vamos a ver cómo podemos quedar un poco mejor. Lo llevo, soy democrático y dejo que lo discutan”. Pero después ninguno de ellos lo lleva en su fórmula. Nosotros somos claros, no engañamos a nadie, tenemos 20 puntos en nuestro programa y el derecho al aborto libre, seguro, legal y gratuito está en ellos.

Las próximas elecciones PASO tendrán lugar el 11 de agosto. El FIT Unidad lleva a Nicolás Del Caño y Romina Del Plá como fórmula presidencial junto a Christian Castillo y Mercedes Trimarchi como candidatos a gobernador y vice-gobernadora de la provincia de Buenos Aires respectivamente.