El Municipio de Almirante Brown informó que intensificó su plan de contingencias para ayudar a los vecinos en situación de calle, a partir de las bajas temperaturas que se están registrando,  mediante un trabajo mancomunado con distintas instituciones sociales del distrito.

Se trata del programa Cimientos Brown, una iniciativa encabezada por la gestión del intendente Mariano Cascallares y la Secretaría de Desarrollo Social, que tiene como objetivo acompañar, contener y atender institucionalmente a las personas en situación de calle y abordar la problemática del “sinhogarismo”, bajo tres ejes principales.

Estos son la atención y acompañamiento en los procesos de autonomía y agencia de derechos a las personas en permanencia en calle o riesgo de calle; la articulación con siete espacios de albergue, duchas, paradores y centros de día ubicados en distintas localidades; y la capacitación, concientización y sensibilización para entender esta problemática social para promover intervenciones asertivas, destinado a trabajadores y trabajadores de todas las áreas del Municipio.

“La realidad de las personas en situación de calle se modificó con el correr de los años y desde el Municipio articulamos todas las herramientas posibles para abordar cada situación en particular y brindar una respuesta rápida”, remarcó el secretario de Desarrollo Social, Germán Bonnemezón.

En paralelo, ayer el Municipio difundió líneas telefónicas y de wats app para poder informar acerca de lugares donde hay vecinos en situación de calle. Los teléfonos son el 2206-1333 y el 4238-2595 del Centro de Operaciones Municipal (COM) y el wats app 156 987 8916.

El Municipio lleva adelante un protocolo de acción y acompañamiento integral, en coordinación con instituciones sociales y culturales, como Caritas, y también  religiosas, como la Iglesia Evangélica, entre otros.

PROTOCOLO DE ACCIÓN

Ante el alerta de una persona en situación de calle primero se hace un relevamiento y una entrevista con ella, para interiorizarse con su historia de vida y las circunstancias que la, o lo, llevaron a esa situación de emergencia y vulnerabilidad, intentando corroborar la existencia de alguna red de contención familiar y, de ser posible, articular elementos para fortalecer o regenerar dichos lazos.

Luego de ese paso, y ante la eventual imposibilidad de articular con alguna red familiar, se busca trasladar al damnificado o damnificada a alguno de los siete albergues o centros de contención (dos de ellos de emergencia), que brindan distintas instituciones sociales en las localidades de Claypole, Rafael Calzada, San José, Burzaco y Ministro Rivadavia. En este sentido, sólo en 2018 se realizaron 86 intervenciones de este tipo.

Además, dependiendo cada situación particular y personal, también se les brinda abrigo y colchones, y se los acompaña en el acceso a sus derechos a la identidad, como por ejemplo los trámites de DNI o de Asignación Universal por Hijo.

Sin embargo hay casos en los que hay ciudadanos que tienen una identidad social construida en la calle y prefieren no ser trasladados a ningún lugar. Actualmente en el distrito hay ocho realidades con estas características, a quienes se los acompaña y asiste de forma integral mediante chequeos médicos y la entrega de abrigo o colchones, entre otras cosas.

Además, desde la Comuna subrayaron que muchas potenciales situaciones pueden ser prevenidas mediante el esfuerzo del Municipio para brindar asistencia habitacional, pero ello depende de la existencia de algún terreno o casa familiar, de vecino o un amigo.

Todas estas decisiones son tomadas por una Mesa de Abordaje Integral de Situaciones de Calle conformada por profesionales de las secretarías de Desarrollo Social y Salud, además de organizaciones sociales y culturales, referentes de la iglesia evangélica y estudiantes universitarios.

 

CÓMO AYUDAR

Por último, desde la Comuna especificaron la importancia de entender que la presencia de personas en situación de calle es un fenómeno social en el que colisionan factores individuales propios de cada persona pero también estructurales, que tienen sus orígenes en causas políticas, sociales y económicas que obstaculizan o impiden el acceso a la vivienda y a un empleo.

En este sentido, desde la Secretaría de Desarrollo Social piden a los vecinos que alerten sobre cualquier situación de calle en los barrios a través del 1569878916,  un nuevo número de emergencia y asistencia,  o también mediante un formulario anónimo virtual en Otra Calle – Cimientos Brown.