Este ferrocarril prestó el servicio de pasajeros entre enero de 1927 hasta el 5 de julio de 1977. La clausura del ramal La Plata – Avellaneda del Ferrocarril Provincial significó para el Partido Quilmes, la anulación de una alternativa de transporte de pasajeros, con todas las consecuencias sociales y comerciales negativas que trajo aparejado.

Repasar algunas fechas nos ayuda a comprender lo efímero de la cotidianeidad que consideramos natural y eterna. El pasado 15 de mayo se cumplieron 68 años del loteo fundacional de San Francisco Solano. En enero del corriente fue el 90 aniversario de la inauguración del servicio de pasajeros del ramal La Plata – Avellaneda, un servicio que funcionó durante 50 años y cinco meses. En este 5 de julio de 2017 se cumplen 40 años del último viaje que realizó este ramal.

El ferrocarril en la región

Es importante soslayar que hasta las primeras décadas del Siglo XX los ferrocarriles eran el medio de transporte más importante hasta que la industria automotriz logró consolidar un incipiente mercado y los caminos permitieron a esos vehículos trascender distancias y lugares.

Algunas estaciones del ferrocarril “línea Roca” fueron eje de la urbanización de propiedades particulares. Bernal, Don Bosco, Ezpeleta y Claypole han sido fundadas a partir de sus respectivas estaciones de tren. Otras estaciones de trenes se construyeron en centros urbanos consolidados, como es el caso de Quilmes, Florencio Varela y Avellaneda.

Las estaciones del Ferrocarril Provincial, próximas a la estación Km. 46,139, correspondiente a San Francisco Solano denominada de esta manera por la distancia a la que se halla con su cabecera en La Plata, poseen características compartidas entre sí. Las estaciones ferroviarias Pasco y Gobernador Monteverde, se encuentran estratégicamente ubicadas para vincular al tren con importantes caminos automotores. La estación Pasco con el Camino de Cintura, avenida Pasco, que fuera inaugurado en 1935 y que mediante un sistema de avenidas conectaba la costa de San Isidro con la costa de Quilmes. En cuanto a la estación Gobernador Monteverde se sitúa a unos pocos metros de la Ruta Provincial Nº 53, Avenida San Martín en Florencio Varela, viejo Camino Real a Chascomús.

En el caso de la estación ferroviaria Km. 46,139, su construcción es posterior al de las mencionadas, esto se advierte en la arquitectura, en los materiales utilizados en la edificación y en la notable diferencia entre la tipografía del cartel que indica la denominación de la estación Km. 46,139 con la de las otras estaciones. Recordemos que la estación se construyó posteriormente a la fundación de la localidad, a mediados de los años ´50. Más allá de esto, sabemos que el complejo que integra la estación ferroviaria Km. 46,139 es la edificación pública más antigua de San Francisco Solano.

Un dato de color es que en los avisos del loteo fundacional de San Francisco Solano, se informaba el servicio de trenes gratis ida y vuelta desde estación Avellaneda, cumpliendo ese trayecto en 15 minutos.

En caso de desear mayor información sobre el Ferrocarril Provincial se recomienda el artículo “Ferrocarril Provincial, Otro Saqueo Liberal” del Profesor Chalo Agnelli https://elquilmero.blogspot.com.ar/2016/11/ferrocarril-provincial-otro-saqueo.html

Historia, Urbanismo y Desarrollo Local genuino

Como todo centro urbano, San Francisco Solano posee formas propias compartidas por todos los miembros de la comunidad que la integran, las cuales se adoptan espontáneamente. Entre las particularidades Solanenses se puede mencionar que resulta curioso referirnos como “estación” a la estructura que se encuentra en la intersección de la avenida Ferrocarril Provincial y la avenida José Andrés López (844), cuando en realidad la estación se encuentra a dos cuadras, sobre Avenida Ferrocarril Provincial y la calle R. Franco (842). Este uso y costumbre solanense significa que hace varias décadas, la estación del Ferrocarril Provincial ha perdido, una batalla simbólica que le quitó la identidad propia como estación.

 

En este punto, recurro al libro Conservación de Bienes Culturales. Teoría, Historia, Principios y Normas del año 2005, de Ignacio González Varas donde expresa una reflexión que es oportuna recordar por las implicancias que en a ella se describen: “Desde que el centro histórico entra en el dominio de la disciplina del urbanismo, también asume una dimensión económica, política y social preponderante: los instrumentos urbanísticos no son nunca neutros o pasivos respecto a las potencialidades de orden económico y social de las áreas territoriales sobre las que intervienen, sino que, por el contrario, contribuyen poderosamente a reforzar o reprimir las tendencias y las fuerzas socio-económicas espontáneas, para adecuar y someter el territorio a finalidades bien precisas; los instrumentos urbanísticos, como es sabido, pueden privilegiar ciertas áreas urbanas para una función comercial, industrial, turística, etcétera, y podrán favorecer, por tanto procesos de crecimiento, mantenimiento o disminución de la población para ciertas áreas urbanas o cambios en la estructura socio-económica de su población.” Encuentro en esta reflexión una explicación de las fuerzas que se articulan para el desplazamiento simbólico mencionado

Cabe aclarar que cuando González Varas se refiere a “centro histórico” alude a un espacio representativo y valorado históricamente. En nuestro caso, la estación ferroviaria Km. 46,139 aunque hasta el momento no ha sido formalmente designada, es un patrimonio histórico de hecho, por cumplir con los requisitos de singularidad y trascendencia que tal jerarquía requiere.

Respecto a esta situación se informa que la estación Km. 46,139 del Ferrocarril Provincial es uno de los cinco sitios que la iniciativa “Huellas del Pasado” propone declarar sitio histórico. La iniciativa fue presentada en diciembre del año pasado en el Honorable Concejo Deliberante de Quilmes y tiene asignado el número de expediente: HCD-S-2-26248, próximamente será tratado por la Comisión de Patrimonio del HCD de Quilmes. Deben las autoridades expedirse rápidamente para la restauración y preservación de las instalaciones de la estación ferroviaria.

Juan Corvalán