La Policía Bonaerense, con el apoyo de la Secretaría de Seguridad del Municipio, puso en marcha el plan de saturación anunciado por la gobernadora María Eugenia Vidal, por el que se desplegaron 12 mil agentes en todo el Conurbano.

Unos 400 efectivos de la Policía Bonaerense se sumaron desde este fin de semana a los controles preventivos en las calles, como parte de los operativos de saturación dispuestos en las zonas urbanas del Área Metropolitana para evitar la modalidad de robos en moto y otros delitos. Este plan fue anunciado la última semana por la gobernadora María Eugenia Vidal junto al ministro de Seguridad Bonaerense, Cristian Ritondo, en un acto del que también participó el Intendente Martiniano Molina.

El operativo de saturación partió de la sede del Comando de Patrullas Quilmes este, perteneciente a la Jefatura Departamental local, donde el comisario general Fabián Perroni, jefe de la policía de la Provincia de Buenos Aires, dedicó unas palabras a los efectivos que se suman a las tareas de prevención del delito en el distrito, y los invitó a “seguir trabajando para mantener un Quilmes más seguro”.

El titular de la Secretaría de Seguridad y Ordenamiento Urbano local, Denis Szafowal, acompañó al Jefe de la Policía bonaersense y destacó el trabajo coordinado entre el Municipio y la Provincia “gracias a la voluntad política de la Gobernadora, el ministro Ritondo y del intendente Molina para dar respuestas a los vecinos mediante estos operativos de saturación con más efectivos policiales, ampliando así la zonas patrulladas, para poder garantizar una mayor seguridad a los vecinos de Quilmes”.

Además, detalló que el primer operativo se llevó a cabo el último viernes en distintos puntos de Quilmes, y lo calificó como “muy positivo”: se interceptaron más de 350 vehículos, de los cuales 6 fueron secuestrados por delitos y 51 motos por infracción. También se sustrajeron 2 armas, una blanca y otra de fuego, se incautaron 33, 5 gramos de cocaína y se detuvo a 20 personas.

Mayor presencia policial

El operativo de saturación se realizó en el marco de los anuncios que, el último jueves, realizó la gobernadora María Eugenia Vidal, y del cual participó el intendente Martiniano Molina, en un acto que se realizó en el Club Lanús.

Allí se precisó que 12 mil agentes participarán en operativos preventivos de saturación en los denominados “puntos calientes” del Área Metropolitana de Buenos Aires, que buscarán frenar, principalmente, la modalidad de robos en moto.

Los 29 municipios que serán beneficiados con el incremento de presencia policial son: Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Berisso, Ensenada, Escobar, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, Hurlingham, Ituizangó, José C. Paz, La Matanza, La Plata, Lanús, Lomas de Zamora, Malvinas Argentinas, Merlo, Moreno, Morón, Pilar, Quilmes, San Fernando, San Isidro, San Martín, San Miguel, Tigre, Tres de Febrero y Vicente López.