Gracias a una rápida acción conjunta entre el cuerpo de guardavidas y personal de Defensa Civil, se logró rescatar a un hombre que se encontraba flotando a más de 2 kilómetros de la costa tras perder el control de su equipo de kite surf.

 

Este domingo, alrededor de las 18.30, personal de guardia del cuerpo de guardavidas que funciona en la Ribera junto con efectivos de Defensa Civil, llevaron a cabo un operativo de rescate en el río que permitió salvaguardar la vida de un hombre que se encontraba flotando a más de 2 kilómetros de la costa tras perder el control de su equipo de kite surf.

Respecto al hecho, el coordinador general de Emergencias, Protección Civil y Movilidad Urbana local, Juan Mendizábal, explicó: “El operativo comenzó cuando el grupo de guardavidas que se encontraba en el puesto 2 de la Escollera Sur avistó con sus prismáticos una vela a 2 kilómetros de la costa. Así, con una lancha se dirigieron al lugar y, al verificar que solo se encontraba el equipo deportivo, se desplegó un rastrillaje que incluyó dos lanchas y una moto de agua”.

El funcionario detalló que “la búsqueda se realizó en la zona cercana al punto donde se encontró el equipamiento hacia la calle Espora, con el apoyo de personal desde la costa” y que “luego de unos 20 minutos, se dio con el sujeto, que se encontraba flotando a unos 2 mil metros de donde había aparecido su vela”.

El hombre, de unos 50 años de edad, fue trasladado al Club Náutico de Quilmes, donde se le brindó la asistencia correspondiente. A su vez, se recuperó todo el equipo de kite surf completo.

Mendizábal, por último, remarcó el trabajo conjunto de los distintos agentes intervinientes en el procedimiento y aseguró: “El éxito de este operativo es un claro ejemplo de los buenos resultados de las políticas que se vienen implementando en la Ribera. Gracias al apoyo de nuestro intendente Martiniano Molina, logramos conformar un sólido sistema de protección integrado por más de 50 guardavidas, 11 puestos en tierra, 4 embarcaciones de emergencias, 2 motos de agua y comunicación directa con Bomberos y SAME. Así, trabajamos todos los días para mejorar la capacidad de respuesta ante situaciones de urgencia y darle tranquilidad al vecino para que disfrute de un lugar tan emblemático del distrito como lo es la Ribera”, cerró Mendizábal.