Como es tradición desde hace ya 52 años, se realizó el sábado la celebración popular de los Fogones de Bernal, en el marco de los festejos en honor a Nuestra Señora de la Guardia, patrona de la Ciudad. Miles de personas volvieron a ponerle un colorido marco de público familiar, que año tras año se acercan a disfrutar de la tradicional fiesta quilmeña.

La jornada comenzó desde temprano con el armado de los distintos escenarios y puestos gastronómicos que se extendieron por calle Belgrano (desde Lamadrid a Zapiola) y por esta última entre Avenida San Martín y 26 de Julio, donde los vecinos  pudieron adquirir diferentes comidas (la mayoría cocinadas al lento calor de las brasas) a precios realmente accesibles, además de presenciar varios espectáculos musicales presentados por los alumnos de las instituciones educativas, con shows en vivo.

Escuelas, Bomberos Voluntarios de Bernal, además de instituciones como Defensa Civil, Tránsito, SAME y del centro Único de Monitoreo de la Municipalidad de Quilmes tuvieron sus stands, donde aparte de mostrar la tarea que desarrollan tuvieron su espacio para enseñar técnicas de Primeros Auxilios y cómo actuar en caso de un siniestro hasta que llegue el personal entendido en la atención de pacientes.

Los festejos empezaron con la misa en la parroquia Nuestra Señora de la Guardia. Luego la comunidad religiosa sacó la imagen de la Virgen al atrio y se dio inicio a la tradicional celebración popular.
El intendente de Quilmes junto a Guillermo Galeto, jefe de Gabinete, María Ángeles Sotolano, secretaria de Gobierno, Guillermo Sánchez Sterli, diputado provincial y funcionarios de las distintas áreas de gobierno, acompañaron la caminata que realizó el jefe comunal, rodeado de un importante marco de público.

El intendente Martiniano Molina recorrió, acompañado de una nutrida cantidad de público, los tradicionales puestos de los Fogones de Bernal:
“Es emocionante ver cómo la tradición y los valores se transmiten de generación en generación. Yo venía con mis padres y ahora lo hago con mis hijos. Los Fogones de Bernal además, son un espacio importante para que el emprendedor local muestre y comercialice lo que hace sin intermediarios y, desde la gestión, siempre se intentó respaldar estas iniciativas”, dijo el titular del ejecutivo municipal.

 

Los Fogones se enmarcan en una celebración unida a las fiestas patronales, pero desde hace años, se enlaza también con la “Semana de Bernal” en la que se rememora la decisión del entonces Honorable Concejo Deliberante de 1960, que instituyó el día 29 de agosto como día de la ciudad.

Los festejos continuaron hasta el domingo con la tradicional bicicleteada familiar.