EL INTENDENTE MARTINIANO MOLINA APUNTÓ A PROFUNDIZAR LA “TRANSFORMACIÓN HISTÓRICA” DE QUILMES

Durante su discurso el jefe comunal repasó los compromisos de gobierno cumplidos en los primeros dos años de gestión y ratificó el rumbo: “Seguiremos construyendo la ciudad que merecemos”. Resaltó que el respaldo de los concejales “se cristalizó en la aprobación de más de 30 convenios clave por más de mil millones de pesos para obras en el distrito”.

El intendente de Quilmes, Martiniano Molina, encabezó la ceremonia de apertura del 136º período de sesiones ordinarias del Honorable Concejo Deliberante local y, luego de repasar los avances de gestión, ratificó su decisión de profundizar la “transformación histórica” que lleva adelante en el distrito.

“Me enorgullece enormemente conducir esta transformación histórica de la ciudad”, remarcó Molina durante su discurso ante los concejales presentes en la Casa de la Cultura de Quilmes, donde se realizó la apertura oficial de la actividad legislativa.

El jefe comunal también aprovechó para agradecer el respaldo de los representantes del Poder Legislativo que, afirmó, “se cristalizó en la aprobación de más de 30 convenios clave por más de 1000 millones de pesos para obras en el distrito”.

Molina destacó los convenios de cooperación que se firmaron con el Ministerio de Transporte de la Nación para la finalización de los tres bajo vías (Bernal, Ezpeleta y Don Bosco); los acuerdos con el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda para obras de infraestructura y fortalecimiento comunitario en los barrios Los Álamos y Papeleros, que se suman a las que se están ejecutando en Los Eucaliptus, Monte Matadero y Memoria, Verdad y Justicia; y la aprobación de la financiación para ejecutar el plan de control de inundaciones en la ciudad. “Son obras que van a quedar para siempre”, remarcó.

“Está pasando, no son promesas”, resaltó el jefe comunal tras enumerar los principales logros alcanzados en estos dos años de gestión y los avances en obras troncales.

En tal sentido, indicó que además de los bajo vías y los trabajos de urbanización en barrios históricamente postergados, la actual administración encaró la repavimentación y el ensanchamiento de las avenidas más importantes de la ciudad: Camino General Belgrano, Calchaquí, La Plata, Mitre y Mosconi. “Se apunta a tener avenidas totalmente renovadas, más iluminadas y seguras”, subrayó.

Molina anunció que, en materia de transporte público y desarrollo urbano, se proyectan temas importantes como el Metrobus en Calchaquí, 1.000 rampas para personas con discapacidad en toda la ciudad, obras en la traza del Tren Roca y mejoras en las paradas de colectivos.

En esta misma línea, el intendente indicó que, con el objetivo de recuperar el espacio público, ya se hicieron realidad nuevas plazas en barrios donde no había más que terrenos abandonados como en Solano, La Matera y La Florida.

Molina habló también de las obras que “van a quedar para siempre” y se refirió especialmente a la nueva red de cloacas para más de 135 mil vecinos “en Quilmes Norte, Quilmes, Eva Perón Norte y en Laprida-La Vera, en este último, con 5500 metros de cloacas”.

“Y las obras en Villa Alcira y Villa Luján, con un gran avance en la ejecución de los desagües”, resaltó entre otros trabajos en barrio Río Atuel, Las Piedras Norte, Quilmes Sur, Solano Norte, Pasco Oeste y Pasco Este. Explicó que estas últimas mejoras incluyen la ampliación de la estación de bombeo cloacal Falucho, que impactará en 240 mil vecinos.

Molina anunció además que están proyectadas nuevas obras de cloacas para Solano Sur con una estación de bombeo, una red cloacal secundaria para Las Piedras Sur y una nueva red primaria para La Rioja. “Con estas últimas tres obras, se suman al servicio otros 43 mil vecinos”, puntualizó.

Otra de las grandes apuestas es la recuperación integral de la Ribera, un espacio emblemático de la ciudad que sufrió años de abandono. “Hay obras en marcha y otras por iniciar. En Otamendi el trabajo comprende desagües pluviales y la red secundaria de colectores, con dos grandes troncales principales que irán debajo de esa avenida y también de Iriarte. Se verán beneficiados por estas obras 45 mil vecinos”, indicó.

“Sabemos que falta, pero cuando recorro los barrios los vecinos me comentan que ven la calidad de lo que se está haciendo, que son buenas obras, y nos piden que no aflojemos. Me enorgullece enormemente conducir esta transformación histórica de la ciudad”, enfatizó el intendente.

Respecto a las acciones en materia de medioambiente, Molina reveló que se trabaja en un sistema de gestión de residuos más efectivo porque, advirtió, “hay un déficit histórico en esta materia”. En ese marco, señaló que el Municipio compró, a través de una licitación, 31 vehículos que ya están llegando para sumarse a la flota de Servicios Públicos.

A su vez, a través de un leasing con el Banco Nación, se están incorporando acoplados, excavadoras y contenedores por 25 millones de pesos. Con estas nuevas adquisiciones, la flota del área que actualmente cuenta con 76 vehículos (32 camiones de compactación, 36 volcadores, 6 de carga lateral, 1 camión batea y 1 tractor) ascenderá a un total de 116: una cifra histórica para la gestión municipal.

Agregó que, por otro lado, se comenzó a sanear conjuntamente con la Provincia los arroyos Las Piedras, San Francisco y Santo Domingo. A partir de un convenio marco entre el Municipio y el Gobierno bonaerense, tres cooperativas empezaron a trabajar diariamente en 16 kilómetros de arroyos para retirar basura y ramas y desmalezar para prevenir obstrucciones.

En el ámbito educativo, el jefe comunal logró revertir años de desidia utilizando el Fondo de Financiamiento Educativo para mejorar las condiciones edilicias de las escuelas. Así, el año pasado se ejecutaron trabajos de infraestructura en más de 90 establecimientos escolares, se construyeron 25 aulas de jardín y otras 14 de secundaria, y se incorporaron más de 2.400 chicos en el sistema.

“Este año se finalizará el jardín municipal Nº 4 de Villa La Florida y el Nº 5 de Villa Alcira, que se suman a los tres que construimos el año pasado y que ya están funcionando: el Nº 1 en Quilmes Oeste, el Nº 2 en Solano y el Nº 3 en Bernal. Este año también seguirán las obras en la Primaria 37 y Secundaria 69, de Quilmes Oeste, y se avanzará con un nuevo edificio para el Jardín 923 de Bernal y otro para el 967 de Don Bosco”, adelantó.

Simultáneamente, el Municipio de Quilmes asumió este año el control del Servicio Alimentario Escolar que alcanza a 265 instituciones educativas. Esta nueva etapa, además, comprende mejoras sustanciales en las casi 84 mil raciones diarias que se entregan.

En materia de salud, el intendente calificó la puesta en marcha del SAME Provincia en Quilmes como “un punto de inflexión en el servicio de emergencias”. Con las ambulancias de alta complejidad distribuidas estratégicamente en distintos puntos del distrito, se da respuesta en un promedio de 7 minutos y se atienden alrededor de 80 auxilios por día.

El mandatario local también se refirió a que Quilmes fue incluido en la Red Pública de Salud que impulsa el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires con el objetivo de potenciar la atención primaria en el Área Metropolitana Bonaerense para este 2018. En su primera etapa de implementación, se proyecta la renovación integral de los Centros de Atención Primaria (CAPS) del distrito.

Por otro lado, Molina recordó que, con el apoyo de la gobernadora Vidal, se renovó la guardia del Hospital Dr. Isidoro Iriarte. Esto se sumó a la puesta en valor del Hospital Oller de San Francisco Solano, que incluyó tareas de pintura en interior y exterior y el nuevo tablero eléctrico, una demanda de años.

Molina destacó que otro hito de la gestión fue la creación del CUM (Centro único de Monitoreo). “Por primera vez, Quilmes tiene un edificio que concentra el control de las cámaras de seguridad, el monitoreo urbano, la policía local, Defensa Civil y SAME. Apostamos a la tecnología de vanguardia para cuidar a los vecinos”, aseguró.

En este marco, el jefe comunal recordó que, con el apoyo del Ministerio de Seguridad de la Nación, el Municipio adhirió recientemente al Sistema Federal de Comunicaciones Policiales (SIFCOP), herramienta vinculada con las nuevas tecnologías que permitirá agilizar la comunicación con las fuerzas de seguridad durante los operativos de control y prevención que se realizan a diario en el distrito.

El intendente anticipó que está previsto instalar más destacamentos policiales en los principales accesos como, por ejemplo, el de Av. Mitre en el límite con Berazategui que ya se está iniciando; y también nuevas cámaras.

Dentro del área, también se destaca el cuerpo de Defensa Civil: 120 agentes equipados y preparados para actuar en emergencias. “Cumplen un rol fundamental en el esquema de seguridad”, aseguró Molina al tiempo que remarcó el trabajo de los guardavidas durante la temporada de verano en la Ribera.

En este tramo de su discurso el intendente aprovechó para destacar el trabajo integral que se realiza a diario para abordar la problemática de la violencia de género. “Le he dado alta relevancia al área de Políticas de Género, Familia y Diversidad. En los últimos dos años, atendimos cerca de 3.500 víctimas. Hay un gran equipo abocado a brindar contención, asistencia y asesoramiento”, concluyó.