Ubicada en la planta baja del Centro Único de Monitoreo de Quilmes, la flamante base reemplazará a la sede actual de Yrigoyen 280 y contará con tecnología de punta. Permitirá atender un promedio de 400 personas por día y agilizará las gestiones.

El intendente Martiniano Molina recorrió la nueva sede para tramitar la licencia de conducir que se está construyendo en la planta baja del Centro Único de Monitoreo de Quilmes (Av. Calchaquí 2999-3049) y ya alcanza un 80% de avance de obra. Lo hizo acompañado por el secretario de Seguridad y Ordenamiento Urbano, Denis Szafowal, y el titular de la Agencia de Fiscalización y Control Comunal, Miguel Fernando Del Castillo.

La nueva oficina reemplazará a la actual base que funciona en Yrigoyen 280 y potenciará la capacidad de gestión de trámites, ya que permitirá atender un promedio de 400 personas por día. “Es un paso más en el camino de modernización del Estado”, aseguró el jefe comunal y señaló que “la agilidad e innovación tecnológica son las claves del proyecto”.

“Es una mejora significativa para los vecinos que contarán con un lugar más adecuado, eficaz y eficiente para realizar los trámites y acceder a los servicios vinculados con las licencias de conducir”, agregó Molina.

La flamante base estará equipada con tecnología de punta y sumará la modalidad de “turno express”, a partir del cual los vecinos tendrán la posibilidad de abonar una tasa doble a la municipal para obtener su trámite de licencia o renovación en el día, sin necesidad de turno previo. Además, allí funcionará el Observatorio de Seguridad Vial, que ofrecerá estadísticas certeras de las incidencias en el distrito y permitirá regularizar la problemática de la vía pública.

Una vez terminada la obra, también se prevé incorporar un gabinete psicosensométrico para realizar los exámenes médicos y una pista de manejo acorde a los estándares actuales para que los aspirantes puedan hacer la prueba correspondiente de manejo.