La iniciativa busca consolidar una Red Integral de Protección Social para ampliar la cobertura programática en el territorio y mejorar las condiciones de vida de los niños y jóvenes (0-18 años) del país.

 

El intendente de Quilmes, Martiniano Molina, firmó esta mañana un convenio con la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, para la implementación del Proyecto de Protección de Niños y Jóvenes en el distrito. La iniciativa, que se lleva adelante en conjunto con la ANSES, busca consolidar una Red Integral de Protección Social para ampliar la cobertura programática en el territorio y mejorar las condiciones de vida de los niños y jóvenes (0-18 años) del país.

 

Stanley remarcó la importancia de poder sumar los municipios en este proyecto: “Queremos garantizar asignación a quienes les corresponde. Por eso vamos a buscar a los que hoy no la reciben. Es parte de nuestro principal objetivo, que es reducir la pobreza. Para eso trabajamos todos los días y hoy estamos dando otro paso para que más vecinos puedan estar mejor. Lo hacemos de la manera que sabemos hacerlo: en equipo, gobierno nacional e intendentes, sin importar las banderas políticas. Porque creemos que lo importante es unirnos para sacar al país adelante”, aseguró.

 

“Seguimos trabajando, junto a Nación y Provincia, para estar cerca de quienes más lo necesitan. En este marco, celebramos este convenio que permitirá fortalecer las políticas sociales en el municipio”, indicó el jefe comunal, al tiempo que enfatizó que la promoción y protección integral de los derechos de los niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad es un eje prioritario de gestión. Cabe señalar que en la ocasión el intendente municipal estuvo acompañado por la secretaria de Desarrollo Social local, María Ángel Sotolano.

 

Esquema de trabajo conjunto

 

En una primera etapa se planificará la intervención a partir de un Plan de Acción Territorial para analizar cómo relevar de manera estratégica los niños y adolescentes que no perciben la Asignación Universal por Hijo (AUH).

 

La segunda etapa corresponde al trabajo de campo. Los equipos municipales, bajo supervisión ministerial, relevarán los hogares de niños y jóvenes nominalizados mediante una ficha social.

 

Finalmente, en una tercera y última etapa, se procesará la información y se diseñará una estrategia para aumentar la cobertura programática. De este modo, mediante la Red Integral de Protección los beneficiarios que no estaban recibiendo la cobertura AUH volverán a recibirla y, además, podrán acceder a otros programas de contención social según las necesidades de cada caso.