Mientras la comunidad educativa de la Escuela Primaria Nº 59 del Barrio Los Eucaliptus espera por la construcción de un paredón o la instalación de las prometidas rejas, siguen los ataques por parte de vándalos que provocan robos y destrozos. Esta vez fueron los vidrios del establecimiento educativo los que quedaron añicos por un nuevo ataque, que se registró el fin de semana pasado. Varios ventanales fueron atacados a pedradas. El dato positivo lo aportó un vecino del Barrio, que se comprometió a reponer los vidrios para que los chicos no pierdan días de clase por este motivo.