Foto Facebook

 

Yésica habla de su hermana en presente. Se niega inconscientemente a una increíble realidad. Hace días la acompañaba a una internación para una cirugía y hoy no la tiene. No la tiene ella, sus cuatro hijos, la familia entera, sus amigos y el Barrio Los Eucaliptus donde se crio y trabajaba en una Cooperativa.

“Hablo en presente porque para todos nosotros Graciela nunca va a estar muerta. Y hoy más que nunca sentimos que está al lado nuestro, porque no vamos a parar hasta que se haga justicia”, le dice Yésica Porcella a INQUIETUDES con voz entrecortada.

La mujer, de 46 años, ama de casa, había ingresado el jueves 8 de Agosto al Sanatorio Solano para una cirugía de hernia de disco, pero según los médicos “algo salió mal” y a los pocos días falleció.

“La pesadilla para las familias Porcella y Barrios empezó ese jueves a la mañana cuando a ella la internan a las 8 para una cirugía que en la previa aparecía como sencilla, donde tanto ella como todos nosotros buscábamos que tenga una mejor calidad de vida. A las 9 empezó la operación y 11.30 salió un médico llamado L.M con otro (del cual no sabemos su nombre) para decirnos que se complicó la operación y que debían llevarla a terapia intensiva porque hubo problemas con la presión. Pero al mismo tiempo, el otro médico hablaba de un supuesto sangrado que no sabían de donde venía, que por eso tenían que intervenirla nuevamente y hacerle estudios. Una hora después vino el director de la Clínica con otros médicos con explicaciones que no entendíamos. Decían que se pudo haber cortado una arteria pero nosotros no podíamos entender que pasó realmente. Ella quedó internada en terapia intensiva y pasaron los días con partes médicos que hablaban de su gravedad hasta que nos comunicaron su fallecimiento. Hasta el día de hoy no tenemos una respuesta de la Clínica de lo que pasó. Hicimos la denuncia en la Comisaría y por lo que ya pudimos averiguar se habla de mala praxis, de la rotura de un vaso sanguíneo. Para confirmarlo debemos esperar la autopsia que se hará en 15 días”, contó Yésica a INQUIETUDES.

LA MARCHA

Los familiares decidieron realizar una marcha el próximo martes 20 de Agosto, a las 18 horas, a la sede de la Clínica ubicada en 841 entre 895 y 897, a los efectos de reclamar justicia.