Mónica Zaracho nació en Buenos Aires, pero por sus venas corre sangre “chaqueña” y lo demuestra al organizar una juntada solidaria para ayudar al pueblo de sus antepasados, Las Palmas, el mismo que sufrió el 3 de Noviembre un violento temporal de viento y granizo que destrozó sus 70 casas. El encuentro se registró este sábado en el playón de la Avenida 844 y 893, punto de recepción de todo tipo de donaciones para aquellas familias chaqueñas afectadas por la tormenta. “La idea es juntar un camión, vamos por la mitad, por lo tanto seguiremos recepcionando donaciones en los Bomberos de Solano hasta el 1º de Diciembre”, dice Mónica entusiasmada. “Agradezco a todos los que se acercaron hasta este lugar para traer cosas que pueden ser muy útiles para nuestros hermanos afectados”, dice. Mónica tiene toda su familia en Las Palmas y espera volver antes de fin de año con el camión lleno de donaciones para su pueblo. “Mi papá falleció hace dos años pero sigo teniendo afectos que quiero visitar y de paso ayudar”, dijo emocionada.