Familiares, vecinos, amigos y allegados de Graciela Porcella concretaron este martes la anunciada protesta frente a la Clínica de San Francisco Solano donde la mujer falleció tras una intervención quirúrgica en lo que consideran un posible caso de mala praxis.

Si bien la manifestación transcurrió sin incidentes, hubo una cantidad importante de pintadas a modo de escrache frente al sanatorio ubicado sobre la calle 841 entre 895 y 897, Solano. En la puerta del centro de salud, había dos efectivos policiales de la Seccional Cuarta. Al pedido de JUSTICIA los manifestantes se quedaron unos minutos frente al Sanatorio que en todo momento continuó con sus tareas habituales.

Mientras los familiares de Graciela Porcella aguardan los informes forenses para avanzar con la denuncia, el Sanatorio ofreció en un comunicado su versión de los hechos.

 

NOTAS RELACIONADAS

PIDEN JUSTICIA POR GRACIELA PORCELLA, LA VECINA FALLECIDA EN UNA CLÍNICA DE SOLANO

COMUNICADO DE LA DIRECCIÓN MÉDICA DEL SANATORIO SOLANO