Acompañan a INQUIETUDES SUR las siguientes empresas: Viviendas Paraíso – KNAUF EMPORIO Construcciones en seco – Helados ARTI – GRIDO – Calzados ALFIL – FM CRECER 106.5 – Ferretería DE-MAR – Sizó Gerard HAIRDRESSERS – TRAVESURAS – Gráfica JD – Cortinas MONTEVERDE – Cristina Alleva Servicios Inmobiliarios – Diego Tamburrino Propiedades – RULFER Soluciones para su Hogar – Retacería SOLANO – FARMACIA TOMASÍN – Papelera SOLANO – Restaurante NINO – LA TANITA Comidas Artesanales – Inmobiliaria WALTER DUPUY – Pinturerías OGUS – Aberturas TORRES – Cochería LOS LIRIOS

EL HOSPITAL DE SOLANO DE LUTO POR LA MUERTE DE UNO DE SUS TRABAJADORES

El Hospital Materno Infantil de San Francisco Solano transita por estas horas un sentimiento de luto y dolor por el fallecimiento de Pablo Marcelo Alarcón, uno de los trabajadores del Centro de Salud, encargado del sector de mantenimiento.

La triste noticia la comunicó su propia hija a través de las redes sociales: “Hola, soy Rocío Alarcón, la hija de Pablo, quiero avisarles a todos sus contactos que mi papá falleció, y agradezco todas las palabras de aliento que le dieron hasta el último momento”, relato a través de Facebook en un comunicado que trascendió en la tarde del pasado lunes.

Alarcón había superado los 35 años de servicio en el Hospital de Solano y era una persona respetada por todos sus compañeros. Versátil en su trabajo, era capaz de solucionar inconvenientes técnicos en los generadores del Hospital como resolver todo tipo de tareas menos sofisticadas. Como jefe del área de mantenimiento su trabajo siempre se dividía en numerosos quehaceres que los cumplía con máxima responsabilidad.

Desde la Cooperadora del Hospital, institución con la que siempre interactuaba para beneficio del centro de salud, hicieron llegar las condolencias por la pérdida, como así también de la mayoría de sus compañeros, que expresaron su dolor a través de las redes sociales.

El cortejo fúnebre con los restos de Pablo pasó por la puerta del Hospital a media mañana de este martes para una última despedida. “Hay en la atmósfera una terrible sensación de dolor de sus compañeros, el silencio de duelo que se siente para despedir a uno de los nuestros, en un silencio que te estremece el alma”, nos relató una trabajadora del Hospital en el momento de su despedida

 

 

 

 

Gerardo Varaldo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba