Acompañan a INQUIETUDES SUR las siguientes empresas: Viviendas Paraíso – KNAUF EMPORIO Construcciones en seco – Helados ARTI – GRIDO – Calzados ALFIL – FM CRECER 106.5 – Ferretería DE-MAR – Sizó Gerard HAIRDRESSERS – TRAVESURAS – Gráfica JD – Cortinas MONTEVERDE – Cristina Alleva Servicios Inmobiliarios – Diego Tamburrino Propiedades – RULFER Soluciones para su Hogar – Retacería SOLANO – FARMACIA TOMASÍN – Papelera SOLANO – Restaurante NINO – LA TANITA Comidas Artesanales – Inmobiliaria WALTER DUPUY – Pinturerías OGUS – Aberturas TORRES – Cochería LOS LIRIOS

EN EL DÍA DE LAS BIBLIOTECAS POPULARES, LA “JUAN BAUTISTA ALBERDI” DE SOLANO TRANSITA POR SU HORA MÁS CRÍTICA

Cada 23 de septiembre, se celebra el Día de las Bibliotecas Populares. Ese día, en 1870, se promulgó la Ley Nº 419, que establecía la creación de la Comisión Protectora de Bibliotecas Populares (actual CONABIP). La iniciativa, propiciada por Domingo Faustino Sarmiento, promovía el desarrollo de estas instituciones con el fin de difundir el libro y la cultura. En todo el país, casi 2 000 bibliotecas y 30 000 voluntarios, intentan hoy sostener la actividad en tiempos donde la pandemia de Covid-19 agravó la de por sí delicada situación de estas entidades sin fines de lucro.

Una de esas tantas instituciones que atraviesan un crítico momento es la Biblioteca Popular Juan Bautista Alberdi, de San Francisco Solano, a punto de cumplir 36 años de vida. Los seis meses de inactividad se suman a los ya complicados tiempos que estaba viviendo, con el avance de la tecnología que relega a pasos agigantados la lectura de libros y diarios en formato papel.

Hoy la Biblioteca Alberdi, en su sede de Calle 843 N° 2466, depende de la buena voluntad de su comisión directiva para sobrevivir. Ellos son los que, de su bolsillo, pagan los gastos que generan los servicios de la institución, en especial luz, teléfono, agua y gas. El ingreso de la cuota social es nulo.

Una triste situación para el lugar donde confluye la historia del pueblo solanense, plasmado en una notable bibliografía, además de un Museo Vecinal y fotográfico, como también de una hemeroteca de diarios y revistas de la localidad, que comienza a despertar a partir de 1951 con la edición del histórico diario “EL SOLANO”, del polifacético Abraham Mendelevich.

“Desde que comenzó la pandemia en Marzo estamos con las puertas cerradas, y eso representa que no tengamos ingresos de ningún, tipo: cursos, cuotas sociales, fotocopias, dinero que servía para mantener el edificio. Habíamos organizado un bingo familiar para Abril pero lo tuvimos que suspender por la Pandemia”-nos cuenta Gisella Trujillo, presidenta de la institución.

Agregó que si bien “no eran ingresos importantes, hoy no los tenemos y todos los gastos deben ser absorbidos por los miembros de comisión directiva”.

También se refirió al problema que les representa no contar en la Personería Jurídica actualizada: “cuando arrancamos con los trámites en La Plata para regularizarla comenzó la cuarentena y suspendimos todo. Eso implicaba la designación de una comisión normalizadora, que también quedó en suspenso. No contar con la personería implica no recibir subsidios de ninguna índole, una herramienta que para este tipo de instituciones resulta vital para su subsistencia”, agrega Gisella.

“Aún este paso legal que haremos lo antes posible, sería bueno que por ejemplo desde el Municipio de Quilmes nos ayuden a continuar con esta ardua tarea de mantener la institución. En definitiva, la biblioteca alberga gran parte del patrimonio cultural de San Francisco Solano”.

Gisella Paola Trujillo es la nieta de Luis Gerardo Barbieri, uno de los fundadores y alma mater de la institución. Asumió la presidencia en una histórica Asamblea, en compañía de su abuelo que se transformaba en socio honorario. Barbieri falleció en Septiembre del 2019.

 

LA HISTORIA

La historia de la Biblioteca Popular “Juan Bautsita Alberdi” comienza a escribirse un 28 de septiembre de 1984 cuando un grupo de vecinos interesados en la cultura local se reunían para conformar la primera comisión directiva: Luis Gerardo Barbieri, presidente; Celia Álvarez de Gómez, vicepresidente; Mario Rodríguez, secretario; Haydee Grissaffi de Sosa, Tesorera; María Rodríguez de Rubino, pro- tesorera,; Dionisio Villanueva, secretario de actas; Claudia Vaamonde; Francisco Martínez; Felipe Buglisi; María Ávila de Duarte y Juana Campos de Hoyos, vocales titulares; Hugo Martínez y Leslie Bocanegra de Lobo, vocales suplentes; Pedro Ressia y Francisco Casiano, revisores de cuenta.

Por varios años la Biblioteca Popular funcionó en un espacio cedido por el entonces Centro de Comerciantes de la ciudad, presidido por Oscar Varela.  Hacia mediados de la década del 90′, se traslada a su edificio propio, ubicado en la calle 843 N° 2466 de San Francisco Solano

LA ACTUAL COMISIÓN DIRECTIVA 

En Julio de 2017, en Asamblea General, fue elegida una nueva Comisión Directiva que rige hasta estos días el destino de la institución y está integrada de la siguiente manera:

Presidente: Gisela Paola Trujillo (nieta de don Luis Gerardo Barbieri); Vicepresidente: Ramón Héctor Aguirre; Secretaria: Daniela del Carmen Aguirre;

Prosecretaria: Rosa Leonor Ferreira; Tesorero: Ricardo Omar Comas; Protesorero: Ruperto Antonio Jiménez

1er Vocal Titular: Melisa Solange Trujillo; 2do Vocal Titular: Carlos Palavesino; 1er Vocal Suplente: María Rosa Bach; 2do Vocal Suplente: María Belén Alfonso; Revisor de cuentas titular: Nilda Cuellar; Nelson Darío Cáceres; Carlos Javier Barraza; Héctor Fabián Roa y Juan Antonio Romero.

En aquella oportunidad era elegido como Presidente Honorario, Luis Gerardo Barbieri, fundador de la institución fallecido en Septiembre del 2019.

Foto: Acto de asunción de nuevas autoridades de la Biblioteca en 2017. Gisella Paola Trujillo (presidenta) y Ricardo Comas (Tesorero). Una histórica Asamblea donde la nieta de Luis Gerardo Barbieri tomaba la posta que dejaba el ilustre vecino de la ciudad.

Gerardo Varaldo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba